Home
English Français
GAMAS DE PRODUCTO
Emisores de riego
Filtración
Fertirrigación
Accesorios
Microaspersión
Paisajismo
DATOS TÉCNICOS
APLICACIONES
PROYECTOS Y SERVICIOS
CULTIVOS
REFERENCIAS
TECNOLOGÍA
 
Riego Cultivos
Cebolla  volver al listado
   
Cebolla
Ampliar imagen
La cebolla se cultiva en todo el mundo y es una de las hortalizas más antiguas. La producción mundial es de 67 millones de toneladas de bulbos (FAO, 2008). Los países de mayor producción del mundo incluyen a Estados Unidos, India, China, Pakistán, Turquía, Rusia, Irán, España y Méjico. La cebolla se cultiva en 175 países en condiciones climáticas templadas, tropicales y subtropicales. La cebolla es básicamente un cultivo de estación fresca. 
 

Exigencias edafoclimáticas (Exigencias de clima y suelo)

La producción depende en gran medida de la temperatura y el ambiente óptimo para la germinación es de 25°C, mientras que para el crecimiento vegetativo va de 15 a 25°C. La temperatura óptima antes de la formación de bulbos es de 15 a 20°C y para el desarrollo de estos de 20 a 25°C.

Prefiere suelos profundos, ricos en materia orgánica, de consistencia media y no calcárea. No es conveniente cultivar cebollas en suelos muy arenosos.

Le afecta el exceso de humedad ya que los cambios bruscos pueden ocasionar el agrietamiento de los bulbos. Una vez que las plantas han iniciado el crecimiento, la humedad del suelo debe mantenerse por encima del 50% en los primeros 30 cm. del suelo. El exceso de humedad al final del cultivo repercute negativamente en su conservación. Se recomienda que el suelo tenga una buena retención de humedad en los 15-25 cm. superiores del suelo.

Marcos de plantación

Las cebollas se deben plantar en camas planas y elevadas a razón de 15 bulbos por metro y una separación de 15-20 cm entre las filas de una misma cama. El tamaño del bulbo va a depender de la densidad de las plantas aunque un densidad demasiada alta produce enfermedades foliares.

Riego

Se debe empezar a regar justo después de la plantación. La cebolla requiere de frecuentes aplicaciones de agua y el mejor sistema es el riego por goteo ya que la aspersión lava los fungicidas de las hojas y aumenta el riesgo de enfermedades foliares.

Lo más común es dividir el riego de las cebollas en dos etapas: germinación y desarrollo. El número de riegos es mayor para las segundas siembras puesto que su vegetación tiene lugar sobre todo en primavera o verano, mientras que las siembras de fin de verano y otoño se desarrollan durante el invierno y la primavera. El déficit hídrico en el último período de la vegetación favorece la conservación del bulbo, pero confiere un sabor más acre. Se interrumpirán los riegos de 15 a 30 días antes de la recolección.

Productos destacados:

Emisores riego

Filtración agrícola

Accesorios

 
 
volver al listado
 
Inicio - Gamas de producto - Datos técnicos - Proyectos y servicios - Aplicaciones - Cultivos - Tecnología - Contacto - Aviso legal